Tributo a héroes que ofrecieron hasta su vida durante emergencia

En finca La Industria y visiblemente conmovido, el presidente Jimmy Morales ofreció un reconocimiento a los rescatistas que trabajaron durante la emergencia ocasionada por el volcán de Fuego, a quienes llamó “héroes” por salvar la vida de otros, aunque eso significó, para algunos, perder la propia.

“Para mí es un motivo de orgullo representar a este país, que ha mostrado su fortaleza históricamente y lo sigue demostrando”, expresó el mandatario en su intervención, al resaltar la valentía y gallardía de los socorristas, dispuestos a entrar a zonas de peligro, “corriendo el riesgo de perder la vida para salvar la de otros”. Reconoció, especialmente, a tres rescatistas que murieron en el cumplimiento de su deber: uno de la Conred y dos bomberos.

El mandatario agradeció a las Gobernaciones de los departamentos afectados, municipalidades de Escuintla, Alotenango y Guatemala, a la agroindustria, Fundación Castillo Córdova, organización Techo y “a todos los que han colaborado” para que los damnificados tengan una estadía digna.

“Quiero resaltar manifestaciones ejemplares de solidaridad”, expresó, al momento de agradecer los donativos internacionales, destacando particularmente el del Gobierno de Belice, que hizo un depósito de 50 mil dólares. Subrayó que, pese al diferendo histórico que mantiene con Guatemala, este apoyo “simboliza la paz, esperanza” y auguró éxito en la consulta popular que desarrollarán en 2019.

Manifestó su gratitud a los Ministros y Secretarios de Estado “que han trabajado de lunes a domingo jornadas intensas, para dar cumplimiento al estado de emergencia, que casi alcanza el 100% en tiempo récord, con total transparencia”, indicó, mientras reparó en el libre acceso que la población tiene para conocer la información.

Apuntó que el acto se realizó con el fin de “reconocer y dar honor” a los rescatistas que llevan uniforme y a los que no. “En Guatemala sí hay héroes, héroes reales”, sentenció. Posteriormente, junto al vicepresidente Jafeth Cabrera y el ministro de la Defensa, Luis Miguel Ralda, develó un monumento en conmemoración de las personas fallecidas por esta tragedia y colocó una ofrenda floral.

De igual manera, impusieron medalla Monja Blanca a las autoridades de las Gobernaciones departamentales, Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres, municipalidades, cuerpos de bomberos, brigadas y unidades del Ejército, entre otras instituciones, así como medalla póstuma a familiares de los que perdieron la vida en el cumplimiento del deber.

Al finalizar el acto, realizaron un recorrido por el área de construcción de los Albergues de Transición Unifamiliares –ATUs-, a fin de supervisar los avances.