Supervisan proyectos que apoyarán productividad, sanidad y descentralización en Baja Verapaz

En una gira de trabajo en Baja Verapaz, el presidente Jimmy Morales supervisó la ampliación de servicios que la Procuraduría General de la Nación –PGN- implementó en esta sede departamental, el mejoramiento de una unidad de riego y una planta de tratamiento, que apoyarán la descentralización, productividad y sanidad en la región.

En compañía del Procurador General de la Nación, Jorge Donado, el mandatario felicitó la labor de la PGN, porque “es muy importante descentralizar la atención para los guatemaltecos”. Destacó que el acercamiento de los servicios contribuye a facilitar los procesos que muchos guatemaltecos requieren y les ahorra tiempo y dinero, al no tener que desplazarse hasta una sede más lejana.

Anteriormente, la delegación de Salamá solamente atendía casos de niñez y adolescencia. Ahora prestará todos los servicios que ofrece la sede central, en las siguientes materias del derecho: civil, laboral, penal, contencioso administrativo, protección de derechos de la mujer, adulto mayor y personas con discapacidad, entre otros, a fin de brindar una mejor atención a más de 270 mil habitantes del departamento.

Posteriormente, acompañado del ministro de Agricultura, Mario Méndez, supervisó el mejoramiento de unidad de riego, que se ubica entre San Jerónimo y Salamá, la cual será de beneficio para cientos de agricultores de maíz, frijol, tomate y otros cultivos, y tendrá la capacidad de cubrir 1 mil 200 hectáreas.

“Ahora tenemos agua de calidad, una tubería bien instalada, nueva, con todos los reforzamientos necesarios”, señaló el gobernante, al tiempo de resaltar que el proyecto “nos permitirá fortalecer los temas de agricultura, en donde se necesita mucho”.

Los trabajos de mejoramiento incluyeron el reemplazo de compuertas de la presa, un tanque desarenador, cajas de distribución de agua, impermeabilización del reservorio y remozamiento de los canales primarios y secundarios. El proyecto, que presenta un avance físico del 90%, se ejecuta con un presupuesto de Q15.9 millones y beneficiará a 5 mil 300 personas.

Finalmente, en el mismo municipio de San Jerónimo, el Jefe del Ejecutivo supervisó la finalización de trabajos de ampliación de la planta de tratamiento de aguas residuales, donde destacó que el agua es vida. “Por eso, nosotros, desde el Gobierno central, en nuestra política general de Gobierno, hemos priorizado que en este tipo de obras se hagan con fondos de Consejos de Desarrollo”, resaltó.

Los trabajos tuvieron una duración de ocho meses y la inversión fue de Q2 millones, con aportes del Consejo Departamental de Desarrollo, municipalidad y comunidad. La ampliación de cobertura beneficiará a más de 8 mil 900 personas.