Rinden homenaje a soldados caídos en cumplimiento del deber

El presidente Jimmy Morales participó en los actos conmemorativos del Día del Soldado Caído en el Cumplimiento del Deber, que se llevaron a cabo frente a la tribuna del Campo de Marte, donde se ubica el Monumento a los Héroes caídos, lugar en el que reconoció la mística y valor del Ejército.

Acompañado de su esposa, Patricia Marroquín de Morales, el vicepresidente Jafeth Cabrera, y el ministro de la Defensa, Luis Miguel Ralda, el mandatario resaltó que “el Ejército de Guatemala me ha enseñado lo importante que es tener instituciones obedientes a la ley, a una mística y a un honor que los lleva a dar la vida en defensa y lucha de lo que creen y quieren”.

Señaló que hablar de un soldado es hablar de decoro y que el mayor honor es morir en el cumplimiento del deber, que es cuidar la patria. Recordó a un miembro del Ejército que murió, recientemente, en una misión contra el narcotráfico en Ocós, San Marcos, y manifestó su solidaridad a la familia.

Refirió que, aunque las guerras han cambiado, “Guatemala debe estar preparada, pues no estar en guerra no significa no tener amenazas” y rememoró la catástrofe volcánica, “sin precedentes”, que se vivió el año pasado, donde los primeros en llegar y los últimos en irse fueron los soldados.

“Un año más demuestran que el Ejército es querido, respetado, admirado y que mantiene su credibilidad”, expresó y los motivó a seguir dispuestos a dar la vida, pues, reconoció, no será en vano, la patria se los agradecerá.

“Hoy aplaudimos y rendimos homenaje a ese soldado caído. Gracias por lo que hicieron, por luchar y defender los colores de nuestra bandera nacional”, agregó, al momento de solicitarles que reflexionaran y recordaran el juramento que tienen con su patria y Ejército.

Finalmente les agradeció, porque con su labor hacen de Guatemala una gran Nación. “Descansen en paz y siempre en nuestro recuerdo, la patria se los reconoce”, concluyó.

Con esta celebración, los militares recuerdan el 2 de abril de 1885, día en que el general Justo Rufino Barrios murió en batalla, cuando peleaba por crear la Federación de Centroamérica. En esa ocasión, también falleció el sargento primero de caballeros cadetes, Adolfo Venancio Hall, quien es recordado por su participación en combate y por ello los centros educativos militares de enseñanza media llevan su nombre.