Presidente Morales valora logros académicos, durante congreso nacional de educación

El presidente Jimmy Morales se mostró satisfecho de constatar que “hoy estamos viendo el cumplimiento de compromisos y promesas” en el ámbito educativo, durante su discurso de inauguración del III Congreso Nacional titulado “La Reforma Educativa de Guatemala”, que se desarrolló en el Gran Teatro del parque temático Xetulul, en el departamento de Retalhuleu.

Al acto también asistió el ministro de Educación, Óscar Hugo López, a quien el mandatario felicitó por los logros alcanzados en estos casi cuatro años de gestión. Recordó que uno de los compromisos asumidos era la dignificación del magisterio, que se alcanzó a través de una negociación “sana y abierta”.

“Una negociación que no solo tiene que ver con un incremento salarial, sino con el estímulo para la profesionalización” del maestro, expresó.

De acuerdo con el gobernante, gracias a la labor del Ministro, durante su gestión no ha habido huelgas, lo que permitió alcanzar, en el primer año de este Gobierno, 177 días de clase, 184 en el segundo, 188 en 2018 y en 2019 se espera llegar a 192 días promedio de clases.

“Este año llevamos 151 días de clases y se tienes disponibles Q300 millones, para completar los 180 días de alimentación escolar”, mencionó.

En ese contexto, subrayó el aumento para financiar el programa de Alimentación Escolar, el cual subió de Q1.11 a Q4 diarios, por estudiante. “Con mucha paz en mi corazón les digo que hemos trabajado, incansablemente, a fin de buscar el presupuesto para los programas de educación, lo que hemos cumplido”, dijo.

Recordó que el presupuesto de los programas es ejecutado por las Organizaciones de Padres de Familia –OPF-. Citó que, actualmente, existen más de 30 mil OPF en todo el país, las que están integradas por “150 mil padres de familia, quienes, de forma transparente, administran el dinero”.

De igual manera, mencionó el esfuerzo que se hace para trasladar a los maestros de renglón temporal a permanente y llamó a impulsar una reforma educativa, donde el arma sea el intelecto.

El ministro López resaltó que, aunque en la década de los noventas, la reforma educativa fuera impuesta, en estos últimos cuatro años “hemos demostrado que con el diálogo, la concertación y acuerdos todo es posible”.