Presidente Morales participa en mañana de oración y agradece privilegio de servir

El presidente de la República, Jimmy Morales, agradeció el privilegio de servir, durante una mañana de oración y tedeum, en acción de gracias por los cuatro años de gestión, organizado por el Consejo Apostólico de Guatemala, en la iglesia El Candelero de Oro, en el departamento de San Marcos.

En compañía de su esposa, Patricia Marroquín de Morales, el mandatario manifestó que “ha sido hermoso tener el privilegio de servir desde la Presidencia”, pues, desde la filosofía cristiana, “no es más grande aquel que tiene más a su servicio, sino quien puede servir a más personas”.

Expresó que estaba agradecido con Dios, “por habernos protegido de nuestros enemigos”, porque si bien se consideraba el Presidente más orado de la historia, también el más atacado, debido a la cantidad de procesos judiciales, amparos y antejuicios en su contra. “La fortaleza de mi Gobierno está en mi debilidad”, subrayó.

Agradeció a su familia por ser fuerte, paciente y comprensiva y reconoció “al pueblo de Dios”, por sus oraciones, palabras y mensajes de exhortación.

Además, resaltó resultados de su administración, como la recuperación de la red vial, Q1,835 millones que quedan de caja positiva, abastecimiento de medicinas, incremento salariales a servidores públicos y traslado de renglones temporales a permanentes en los ministerios de Salud y Educación. “21 mil maestros que estaban en 021 y 022 están siendo traslados a 011”, anotó.

A la actividad asistieron unas 500 personas de diferentes iglesias que son parte del Consejo Apostólico del país.

La Primera Dama manifestó que “Dios ha sido fiel”, porque permitió que los programas funcionaran y que la ayuda llegara a la población más necesitada. Agradeció por las oraciones, porque “nos han sostenido” y enfatizó que “solo unidos vamos a lograr que Guatemala sea mejor cada día”.