Presidente Morales participa en izada de Bandera y llama a retomar nuestra historia, fe y valores

El presidente Jimmy Morales participó en la izada de la bandera, que se llevó a cabo en la Plaza de la Constitución, donde hizo un llamado a “retomar con convicción nuestra historia, fe y valores patrios”.

Acompañado de la Primera Dama, Patricia Marroquín de Morales, el vicepresidente Jafeth Cabrera y su esposa, Elizabeth Cortez, ministros y secretarios de Estado, el mandatario destacó que la bandera “simboliza la máxima expresión de nuestro nacionalismo”.

Manifestó sentirse honrado de participar, nuevamente, en este acto, pues la izada de la bandera “rinde un reconocimiento a la libertad, la soberanía y la autodeterminación de nuestro pueblo”.

En ese contexto, hizo un llamado “para que retomemos con convicción nuestra historia, fe y valores patrios, que son la piedra angular de nuestra independencia nacional” y deben perdurar en la futuras generaciones, para que motiven respeto al país y la unidad nacional, la cual “debe ser el punto de partida para la verdadera democracia”.

Enfatizó que se debe amar a Guatemala, como lo dice la Jura a la Bandera, en los días de prosperidad y en los días de adversidad, porque que es cuando más se necesita. Recordó la valentía de los próceres de independencia, “que con paz nos dejaron la libertad que hoy gozamos ante el mundo entero”.

Ante el proceso de transición que se está desarrollando, pidió que se diera un paso al frente, para compartir en paz y armonía. “Los guatemaltecos nos merecemos vivir dignamente, sin divisiones, sin polarización y sin confrontación”, subrayó. Exhortó a dejar un legado de patriotismo y valentía, para defender a Guatemala de las amenazas que socavan la democracia y la gobernabilidad.

Envió un saludo a todos los guatemaltecos, especialmente, a los que viven en el extranjero: “Sepan que Guatemala siempre los espera con los brazos abiertos” y calificó como “heroico” el sacrificio que han hecho para beneficio de sus familias. Asimismo, agradeció a los establecimientos educativos por ser promotores del civismo.

“Recordemos que Guatemala nos necesita hoy más que nunca y que mejor momento para decirle al mundo que somos un pueblo que siempre luchará por su soberanía y su libertad”, concluyó.

Previamente, el gobernante asistió al solemne Te Deum, que fue presidido por el administrador apostólico de la Arquidiócesis de Guatemala, monseñor Raúl Martínez, en la Catedral Metropolitana.