Presidente Morales participa en III Congreso Palmero

En la ciudad colonial de Antigua Guatemala, el presidente Jimmy Morales, participó en la inauguración del III Congreso Palmero, organizado por la Gremial de Palmicultores de Guatemala –Grepalma-, en el que valoró el compromiso adquirido por los productores para no deforestar.

En compañía de la canciller Sandra Jovel y de la junta directiva de Grepalma, el mandatario resaltó que este sector productivo contribuye al fortalecimiento de la agroindustria nacional, “con mucha visión y adoptando buenas prácticas comerciales, que son más amigables para el ambiente».

En ese contexto, valoró los acuerdos firmados durante el acto de inauguración, “en los cuales el sector palmicultor se compromete a no deforestar”. Recordó que Guatemala ha invertido, cada año, $50 millones en reforestación, que suman $200 millones invertidos durante su administración, a fin de alcanzar el compromiso de 1.2 millones de hectáreas reforestadas para el 2030.

Destacó la importancia que ha adquirido la palmicultura guatemalteca a nivel mundial, pues el país es el segundo productor latinoamericano y tercer exportador mundial, deseando “que se trasladen mayores beneficios a las poblaciones vulnerables, que necesitan empleos y proyectos de desarrollo”.

Calificó como alentador presenciar el interés de al menos 60 empresas de 15 países en el aceite de palma, porque se ha convertido en uno de los 6 productos de exportación más importantes del país. “Pongo a disposición de la gremial de plamicultores las 42 embajadas y 34 consulados de Guatemala en el mundo, con el fin de asistir a empresas guatemaltecas para identificar nuevos mercados”, dijo.

Anunció que cancillería tiene estimado abrir 5 embajadas más y 2 consulados, para fortalecer la presencia del país en el mundo y potencializar la economía nacional. Asimismo, refirió “que vamos a entregar, dentro de poco, 39 kilómetros de carretera, desde San Julián hasta el puente Chascó”, para transitar con mayor facilidad de Alta Verapaz a Izabal.

Finalizó expresando sus mejores deseos para el desarrollo del congreso y los exhortó a continuar intercambiando experiencias exitosas. “Estoy seguro que juntos iremos por la ruta correcta de la palmicultura sostenible y que esta se traducirá en una mejor economía para Guatemala, con más empleo, mayor competitividad y mejor rentabilidad”, subrayó.

Santiago Molina, presidente Grepalma, agradeció al Gobierno de Guatemala, especialmente, a los ministerios de Relaciones Exteriores, Economía, Agricultura y Ambiente, porque “han brindado, oportunamente, su apoyo para fortalecer nuestra participación en el mercado de la Unión Europea”.