Presidente Morales participa en ceremonia de ascensos

Durante la ceremonia de ascensos a generales o su equivalente en la fuerza de mar, realizada en la base de Mariscal Zavala, el presidente Jimmy Morales pidió a la cúpula castrense “su lealtad hacia Guatemala y a la sociedad, sin olvidar que el fin último es servir” al país.

El también Comandante General del Ejército recordó que ascender a los grados superiores implica mayor responsabilidad y esfuerzo, así como una visión de Estado que guíe a los subalternos.

“Significa una administración eficiente, bajo la luz de la transparencia y una gestión dirigida con liderazgo ejemplar. Tanto ustedes como yo tenemos una gran obligación al frente de esta institución”, destacó.

Reiteró el mensaje de que los grados superiores son motivo de satisfacción y prestigio, pero también del más alto compromiso de servicio y convicción de anteponer los intereses institucionales y nacionales a los personales.

Validó los conceptos en torno a que los generales son servidores del pueblo, que deben ser tranquilos, justos y metódicos, como cita Sun Tzu en su libro El arte de la guerra. “El grado de general se asocia con capacidad, valores y otras características singulares, logradas gracias a su preparación física y académica”, mencionó.

“Señores generales y vicealmirantes, ustedes han recibido el reconocimiento a su esfuerzo y, ahora, deben continuar el compromiso de dejar un legado mejor del que recibieron. Ustedes son, quienes en la soledad del mando, deben tomar las mejores decisiones para que se cumplan los objetivos del Ejército y del país”, manifestó.

Reconoció que la insignia recibida es mucho más que un ascenso de grado, puesto que implica el cumplimiento de un gran sueño de vida, de familia y de profesión. Pero no olviden, insistió, “el máximo grado implica el máximo nivel de responsabilidad ante la nación”.

Finalmente, felicitó a los 11 oficiales ascendidos, entre los que se encuentran un General de División, 9 generales de Brigada y un Vicealmirante.