Presidente Morales llama a la unión de toda Centroamérica

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, participó en el acto de inauguración de la primera fase de adecuación del puesto fronterizo integrado El Poy, entre El Salvador y Honduras, el cual marca el avance de la Unión Aduanera profunda entre las tres naciones y representa el primer paso tangible con El Salvador como parte del proceso. Por tal razón, el mandatario guatemalteco llamó a la unión de toda Centroamérica, a fin de integrar un mercado más competitivo.

Esta aduana es el primer punto integrado de la Unión Aduanera y fue objeto de varias remodelaciones: construcción de cuatro carriles para atender exportaciones y tres para operaciones de importación, implementación de cambios en los sistemas informáticos, construcción de dos domos, carril con banda de rodaje automática para envío de documentos sin bajar del vehículo e iluminación en todo el recinto.

En compañía de sus homólogos de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, y de Honduras, Juan Orlando Hernández, el presidente Morales reiteró que la Unión Aduanera es un “hito histórico en todo el continente”, destacando como beneficios la reducción de tiempo en las fronteras.

“Representamos la 8ª economía de la región”, subrayó, al referir que si toda Centroamérica se une se podría generar un “mercado más grande, con mejores oportunidades para competir y ser observados para negociaciones”. Indicó que para una Centroamérica más próspera es necesario que estas operaciones aduaneras sean puestas en marcha lo más pronto posible.

Señaló que, según datos de la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA), “estamos concentrando el 48% del PIB regional y el 69% de las exportaciones de Centroamérica”, creando un mercado unificado de 32 millones de centroamericanos.

Manifestó que durante la Presidencia Pro Témpore del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), que ostentará en el primer semestre del próximo año, “estaremos redoblando los esfuerzos para fortalecer y profundizar este proceso de integración profunda”, con la agilización del libre tránsito de mercancías, eliminación de puestos fronterizos internos y el funcionamiento pleno de las aduanas periféricas.

El mandatario salvadoreño indicó que se invirtió un millón de dólares en este puesto fronterizo, “para el desarrollo de las economías, crecimiento y generación de empleos”, mientras que el presidente hondureño también invitó a Nicaragua y Costa Rica a unirse a este proceso. “Eso nos va a permitir tener mejores condiciones de vida para Centroamérica, con voluntad vamos a seguir avanzando», apuntó.