Presidente Morales inaugura sistema de acompañamiento educativo y pide que se dignifique el magisterio

Durante el acto de inauguración del Sistema Nacional de Acompañamiento Educativo -SINAE-, el presidente Jimmy Morales ofreció un discurso lleno de agradecimientos. Reconoció la buena escogencia de las autoridades del Ministerio de Educación, así como el esfuerzo de docentes, supervisores, personal administrativo y directores departamentales, aunque subrayó la necesidad de dignificar el magisterio.

Agradeció al vicepresidente Jafeth Cabrera, quien lo acompañó en el acto de lanzamiento del SINAE, por la designación del Ministro y Viceministros.

Aprovechó para valorar el esfuerzo de funcionarios para ejecutar acciones. Citó, a manera de ejemplo, la construcción de casi 500 Albergues de Transición Unifamiliares -Atus- en Escuintla y Alotenango y advirtió que en 15 meses podrían estar construidas las residencias permanentes. “Casas dignas, que marcarán un antes y un después sobre la atención de las emergencias”, expuso.

De igual manera, destacó los esfuerzos para impulsar el programa de alimentación escolar, cuyo valor el Congreso aumentó de Q1.11 a Q3, aunque no asignó presupuesto.

“El dinero salió de economía administrativa, de buenas prácticas en el Ministerio de Educación, Agricultura y otros ministerios. Fueron cerca de Q700 millones incrementados solo para alimentación escolar, sin que nos dieran un solo centavo adicional”, reparó.

Previo a esta rendición de cuentas, el presidente Morales había pedido al Congreso aumentar el presupuesto de 2019, para hacer realidad una demanda correcta: el pacto colectivo con el magisterio. “Digo lo correcto, no lo políticamente correcto”, sentenció, al tiempo de abogar por la dignificación del maestro.

Finalmente, adelantó el próximo lanzamiento del programa que busca equipar aulas, para lo cual se dispondrá de 16 mil computadoras, que se instalarán en 2 mil escuelas.

Con el SINAE se pretende mejorar el aprendizaje y permanencia de los estudiantes en las aulas, así como el impulso de buenas prácticas educativas. “Hoy se escribe una nueva página en la historia de la educación y supervisión educativa”, sentenció el ministro de Educación, Óscar Hugo López.