Presidente Morales expresa apoyo a comunidades que protegen Biósfera Maya

En una gira de trabajo por el departamento Petén, el presidente Jimmy Morales expresó su apoyo a las comunidades que trabajan en la protección de la Reserva de la Biósfera Maya –RBM-, luego de conocer su aporte a la conservación de los recursos naturales y el aprovechamiento sostenible que hacen de estos para su desarrollo, a través de concesiones forestales.

El programa de concesiones forestales involucra a distintas comunidades y está vigente desde 1989, con apoyo de la Agencia para el Desarrollo Internacional de los Estados Unidos –USAID, por sus siglas en inglés-.

El mandatario fue acompañado por los ministros de Agricultura, Mario Méndez, y de Ambiente, Alfonso Alonzo, así como por los embajadores de Estados Unidos, Luis Arreaga, y México, Romeo Ruiz Armento.

Al conocer que hay concesiones que se acercan a su fecha de vencimiento, el gobernante dio la instrucción “para que las solicitudes de renovación recibidas puedan dejarlas firmadas antes que finalice el año”.

Manifestó que Guatemala ha encontrado a países amigos, como Estados Unidos, “que durante 30 años nos han acompañado con financiamiento, asesoría y acompañamiento de sus agencias”, razón por la cual solicitó al embajador Arreaga transmitir “nuestro agradecimiento al pueblo norteamericano por muchos apoyos en la cooperación binacional”.

Asimismo, agradeció a los concesionarios, porque están utilizando estas áreas de forma responsable para elaborar sus productos y llevarlos a diferentes mercados. “Toda la parte concesionada está verde y de una virginidad total, porque tiene el 1% menos de depredación o tala”, resaltó.

Lamentó que algunas áreas protegidas sean olvidadas o abandonadas. Sin embargo, aclaró que nos son las concesionadas, “porque están generando desarrollo económico y cuidado a la naturaleza”, pues los comunitarios han logrado exportar productos de primera calidad a Estados Unidos y Europa y velan porque no haya incendios, tala, ni personas dañando los recursos.

En ese contexto, enfatizó que en los últimos cuatro años se han invertido $200 millones en reforestación. 50 millones cada año. “Si seguimos invirtiendo esa cantidad dentro de 13 años podríamos cumplir 1.2 millones de hectáreas de bosque recuperadas”, subrayó e invitó a las nuevas autoridades y a la población a darle continuidad a estas buenas prácticas.

El embajador Arreaga manifestó que el Gobierno de Estados Unidos tiene una larga trayectoria en el trabajo conjunto con el Gobierno de Guatemala “en la conservación de la biodiversidad, el manejo sostenible de los recursos naturales y el patrimonio cultural, presentes en la RBM”.