Nuncio Apostólico recibe Orden del Quetzal y reconoce cambios en Guatemala

En el salón de Recepciones del Palacio Nacional de la Cultura, el presidente Jimmy Morales condecoró con la Orden del Quetzal en el grado de Gran Cruz al nuncio apostólico, Nicolás Thevenin, quien reconoció que “Guatemala ha cambiado en estos años”.

Junto a la primera dama, Patricia Marroquín de Morales, el vicepresidente Jafeth Cabrera y la canciller Sandra Jovel, el mandatario manifestó que el final de la misión de monseñor Thevenin “deja un enorme vacío”, porque “hizo mucho”, mostró su amor por el país y defendió los valores y principios de la fe cristiana.

Le agradeció por la disposición de brindar consejos y una mano amiga “a mí y a mi familia en momentos difíciles”. Expresó que su ausencia no se podrá reemplazar con nada. “Tiene las puertas de Guatemala abiertas”, subrayó, tras desearle éxitos en su nueva misión en Egipto.

Resaltó que la condecoración “es muestra de nuestra admiración, cariño y deseo de que usted salga del país por una puerta grande”.

El Nuncio Apostólico manifestó que es un honor recibir dicho reconocimiento y que, después de siete años, terminaba su misión “con un entusiasmo aún más grande que al inicio de la misma”. Expresó que ha luchado por el respeto del Estado de Derecho, la búsqueda de la paz y el diálogo para facilitar la resolución de conflictos o mejorar situaciones difíciles en Guatemala.

Agradeció al Gobierno de Guatemala “la permanente apertura a escuchar y disponibilidad de aceptar sugerencias para mejorar la calidad de vida de los guatemaltecos”. Reconoció que aspectos como la salud, educación y comunicaciones han mejorado: “Guatemala ha cambiado en estos años y ha tenido mejoras”.

“Esta condecoración es un motivo más para seguir queriendo a Guatemala y su población”, concluyó.