Avanzan en solución de situación migratoria

Los presidentes del Triángulo Norte y el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, avanzaron este jueves en la solución para el problema que genera la migración irregular hacia Norteamérica y acordaron que el próximo 10 de julio equipos de alto nivel de estos países y México continuarán en la búsqueda de acuerdos conjuntos.

Reunidos en el salón Banderas de Palacio Nacional de la Cultura, los presidentes de Guatemala, Jimmy Morales; Honduras, Juan Orlando Hernández, y El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, así como el vicepresidente Pence y la secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen, se concentraron en tres temas: fortalecimiento de las fronteras, migración irregular y lucha contra el narcotráfico y criminalidad transnacional.

En el caso de la migración, los presidentes de Centroamérica aceptaron la recomendación de impulsar “más campañas de sensibilización”, que eviten la migración irregular y hagan conciencia sobre los riesgos que implican esas travesías.

El presidente Morales sugirió que Estados Unidos impulse una reforma integral, que reconozca los esfuerzos y aportes de los migrantes para el desarrollo de ese país.

El Jefe del Ejecutivo guatemalteco trasladó también su complacencia con la cita del próximo 10 de julio, la que adelantó que será exitosa en la búsqueda de soluciones integrales y conjuntas para resolver los problemas que afectan al Triángulo Norte y a Estados Unidos.

Solicitó al vicepresidente Pence un Estatus de Protección Temporal -TPS por sus siglas en inglés-, para los connacionales que viven en Estados Unidos, a fin de procurar una condición especial ante las constantes emergencias climáticas que han azotado Guatemala.

El presidente Morales agradeció a sus homólogos de Centroamérica y al Vicepresidente norteamericano las muestras de solidaridad manifestadas ante la tragedia que provocó el volcán de Fuego el 3 de junio pasado y valoró la visita que la señora Karen Pence realizó a Escuintla, para conocer la situación de algunas familias damnificadas.

Pence recordó la decisión de su gobierno de fortalecer sus fronteras y llamó a los migrantes que viajan de manera irregular que se abstengan de hacerlo, para evitar exponer la vida de ellos y la de sus familias.

Finalmente, Presidentes y Vicepresidente consideraron que apostar por un Triángulo Norte próspero, con empleo y oportunidades, es la clave para reducir la migración irregular.