Acciones de rehabilitación y reconstrucción e inicio de trabajos de Atus

Luego de conocer los avances en torno a las fases de rehabilitación y reconstrucción de lo que serán las viviendas dignas, para los damnificados por la erupción del volcán de Fuego, el presidente Jimmy Morales supervisó el inicio de trabajos de los llamados Albergues de Transición Unifamiliares –Atus- y visitó a las familias que son atendidas en Alotenango, Sacatepéquez.

La jornada del mandatario inició en la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres –Conred-, donde los ministros de Comunicaciones y Defensa, José Luis Benito y Luis Miguel Ralda Moreno, respectivamente, así como el secretario ejecutivo de la Conred, Sergio García Cabañas, le informaron sobre los avances en cuanto al programa habitacional.

El gobernante conoció que desde el sábado empezó el traslado de material para la construcción de los Atus, que son los lugares que tiene previsto el Gobierno para trasladar a las casi mil familias perjudicadas por la erupción del volcán, mientras se edifican las viviendas dignas y definitivas. Se recordó que se edificarán 250 módulos provisionales, los cuales tienen capacidad para recibir a 4 familias.

Se afirmó que el envío de material de construcción continuará esta semana y se espera que estas viviendas estén terminadas durante la primera quincena de julio. Paralelamente, el presidente Morales conoció del pronto inicio de los eventos para la construcción de las mil residencias definitivas, las que, como los Atus, también estarán ubicadas en la finca La Industria, en Escuintla.

En cuanto a la construcción de las viviendas dignas y definitivas, el Jefe del Ejecutivo se mostró complacido porque ello generará por lo menos unos 500 empleos, para las personas que se vieron afectadas por el desastre natural.

Posteriormente, el presidente Morales llegó a Escuintla, donde conoció de primera mano los trabajos que voluntarios y elementos del Ejército realizan para la edificación de los Atus.

“Estamos habilitando un espacio mientras concluye el proceso de construcción de las mil casas que se entregarán a las familias damnificadas”, comentó.

Finalmente, el gobernante llegó a Alotenango, donde escuchó las preocupaciones y necesidades de los albergados, a quienes les reiteró que serán atendidos. Les comunicó que el Gobierno coordina interinstitucionalmente las soluciones habitacionales y de reincorporación a la vida productiva de las familias.