Presidente inaugura y supervisa sedes policiales

Como parte del eje de seguridad, el presidente Jimmy Morales inauguró hoy la subestación 42-72 de la Policía Nacional Civil –PNC- en San Rafael Pie de la Cuesta, San Marcos, la tercera entregada en lo que va del 2018, y supervisó la construcción de otra sede, en Coatepeque, Quetzaltenango, obra inconclusa desde el 2013 y retomada por esta administración en septiembre pasado.

En su discurso, el gobernante resaltó que la comisaría de San Marcos es la séptima de las contempladas en el programa Apoyo al Sector Justicia Penal. “Cuatro fueron en Zacapa, una en Sololá y otra en Quiché”, resumió, previamente a advertir que esta sede es muestra que se están dando pasos hacia adelante en “la dignificación de nuestros servidores públicos”, para motivarlos a sentirse comprometidos con el servicio que prestan.

La nueva subestación cuenta con 2 niveles y 288 metros cuadrados de construcción y tendrá asignados 75 agentes. La inversión fue de Q2.7 millones, que incluyen estudios, ejecución, supervisión y equipamiento. Los fondos provienen de un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo.

El Jefe del Ejecutivo recordó que, como resultado de las estrategias implementadas por el Gobierno, se logró una reducción de la tasa de homicidios, que el año pasado cerró en 26.1 por cada 100 mil habitantes. En este sentido, resaltó que “se han graduado casi 8 mil policías en 2 años de gestión” y se ha incrementado más de un 25% la participación de la mujer en las fuerzas de seguridad.

El mandatario también se comprometió con la construcción de la sede y equipamiento de la estación de Bomberos Municipales, en tanto como parte del apoyo al Organismo Judicial garantizó “la asignación puntual del presupuesto”.

En el acto, el Ministro de Gobernación, Francisco Rivas, quien reconoció el apoyo del presidente Morales en estas construcciones, señaló que “en la medida que se mejoren las condiciones de trabajo y equipo, el servicio va a ser mejor”.  Nery Ramos, director de la PNC, manifestó que la construcción es gracias a una “administración transparente y eficiente con los recursos públicos”.

De San Marcos, el Presidente se trasladó a Coatepeque, Quetzaltenango, para hacer un recorrido por la construcción de la comisaría distrital que se retomó, la cual consta de 600 metros cuadrados y tendrá una inversión de Q48.3 millones. Se estima que será concluida antes de agosto, tendrá capacidad para 700 agentes y beneficiará a alrededor de  1.5 millones de residentes.