Recuperación vial en Santa Rosa

Eel presidente Jimmy Morales visitó hoy Santa Rosa, para inaugurar la construcción del tramo carretero que conduce a Jumaytepeque, en el municipio de Nueva Santa Rosa, y para supervisar el inicio de trabajos de pavimentación en la carretera que comunica las aldeas Espitia Real y Estanzuela, ubicadas en el mismo municipio y departamento.

“Se están haciendo obras que la gente pensó que no se iban a hacer”, expresó el gobernante en su discurso de inauguración en Jumaytepeque, señalando que esta es la segunda obra culminada en Santa Rosa. La primera fue el libramiento de Barberena, con una longitud de 13 kilómetros. De esta forma, reparó, se demuestra el “cumplimiento de mi promesas que el dinero del pueblo regrese al pueblo”.

El Presidente Morales también manifestó su compromiso de “finalizar las carreteras que he ofrecido”, pues en este mismo departamento se trabaja en la rehabilitación de las rutas de Taxisco a La Avellana, de Chiquimulilla a El Boquerón y la de Santa María Ixhuatán. Este trabajo es “histórico”,  porque unirá Santa Rosa con otros puntos del país.

La nueva carretera a Jumaytepeque tiene una longitud 4.2 kilómetros y un costo final de Q34.5 millones.

En el acto de inauguración, el Ministro de Comunicaciones, Aldo García, externó que era necesario “concluir obras que administraciones anteriores dejaron a medias”, mientras que Jesús Villalta, presidente del Consejo Comunitario de Desarrollo, calificó el proyecto como “histórico”, que “viene a contribuir a nuestro desarrollo sociocultural y económico”.

Posterior a la entrega de esta carretera, el Jefe del Ejecutivo se trasladó al tramo en construcción entre las aldeas Espitia Real y Estanzuela, también en Nueva Santa Rosa, para “ver de primera mano los trabajos que se están realizando”. Durante esta supervisión el ministro García aseguró que con la rehabilitación vial que se está impulsando se reduce el tiempo de transporte y el “ahorro de tiempo es competitividad”.

Dicha ruta tiene una extensión de 5.60 kilómetros, un valor de Q20.9 millones  y beneficiará a más de 35 mil habitantes, quienes en un alto porcentaje se dedican a actividades agrícolas.