“No podemos dar la espalda a los derechos guatemaltecos sobre Belice”

Luego de reiterar el llamado para que los ciudadanos participen en la consulta popular de este domingo, el presidente Jimmy Morales expresó en San Marcos que se ha dado la tarea de “convocar estudiantes, autoridades indígenas y funcionarios públicos, porque no podemos dar la espalda a los derechos” que Guatemala tiene sobre Belice.

El martes 3 de abril, en Sololá, el mandatario inició un recorrido por el país, para instar a los guatemaltecos a decidir si Guatemala acude a la Corte Internacional de Justicia, a fin de resolver el diferendo territorial, insular y marítimo con Belice. Desde ese momento y hasta hoy, el gobernante ha visitado 14 de los 22 departamentos del país, aunque representantes de otros siete han concurrido a una u otra actividad.

Durante su discurso, el Jefe del Ejecutivo insistió en la necesidad de encontrar una solución pacífica y legal que demuestre al mundo la vocación democrática del país. De igual manera, hizo un repaso histórico sobre el diferendo y de la forma con la que la corona inglesa se fue apropiando, ilegalmente, del territorio beliceño.

“Al independizarse Guatemala en 1821, el país siempre reclamó ese territorio beliceño”, recordó. Mencionó que Inglaterra incumplió con la construcción de una carretera, así como con el pago ofrecido a cambio de las tierras.

Otro punto destacado y reiterado por el Presidente fue que Guatemala reconoció el Gobierno y la independencia del pueblo beliceño, no así el territorio. Descartó la existencia de problemas diplomáticos, comerciales, políticos o de otra índole con Belice, aunque insistió en los derechos territoriales, marítimos e insulares que tiene el Estado.

“Hoy nos hemos dado a la tarea de convocar a estudiantes, autoridades indígenas y a funcionarios públicos, porque no podemos dar la espalda a los derechos guatemaltecos. Con esta consulta popular el pueblo mandará un mensaje contundente”, sentenció.

Advirtió que Guatemala tiene este 15 de abril una cita con la historia, y la oportunidad de solucionar un problema de 200 años de existencia.

La ministra de Relaciones Exteriores, Sandra Jovel, puntualizó que, pese a tener fuertes lazos de amistad con Belice, es imperativo resolver el diferendo.