Impulsan Política Nacional de Competitividad

El Presidente Jimmy Morales participó este lunes en la presentación de la Política Nacional de Competitividad 2018-2032, la cual busca incidir positivamente en la economía del país, por medio de la generación de mayores oportunidades de desarrollo, así como contribuir a mejorar la calidad de vida de los guatemaltecos.

El mandatario, quien estuvo acompañado por el Vicepresidente Jafeth Cabera, manifestó su satisfacción por la entrega de la Política y resaltó los avances que se han tenido en materia de competitividad. Como ejemplo, citó la construcción del libramiento de Chimaltenango, que presenta un avance físico del 70%, la entrega del libramiento de Barberena, en Santa Rosa y la del periférico en Puerto Barrios, Izabal,  que conecta con el tercer aeropuerto más importante del país.

El gobernante señaló que las carreteras se reparan tomando en cuenta tres enfoques: “Estratégico, comercial y social”. De acuerdo con el Jefe del Ejecutivo, estos enfoques han sido la base para priorizar las carreteras que conducen a escuelas, centros de salud y destinos turísticos.  “La educación y la salud de los niños es vital para que en el futuro sean competitivos”, puntualizó.

Respecto al programa de alimentación escolar comentó que “no me aprobaron el presupuesto, pero me lo pueden dar”, para que la implementación de este programa de alimentos continúe exitosamente el resto del año.

Advirtió que su “compromiso sigue ileso, con más deseo de servir y con la convicción plena que Guatemala me eligió para servirle”.

La elaboración de dicho instrumento fue dirigido por el Ministerio de Economía, por medio del Programa Nacional de Competitividad –Pronacom-. En el acto, el titular de Economía, Acisclo Valladares, expresó que “la educación es fundamental para tener mano de obra calificada” y resumió que “competitividad quiere decir más trabajo, más dinero y menos niños desnutridos”.

La Política prioriza los 11 clústeres con mayor capacidad de generación de empleo en los próximos años e identifica 11 áreas que deben ser atendidas para incrementar la productividad a nivel nacional y regional. Hace énfasis en el desarrollo y consolidación de 9 ciudades intermedias, que tienen una proyección a futuro de generar mayor demanda de bienes y servicios.